jueves, 5 de junio de 2008

Solano Benítez, arquitecto de cabotaje.

El lunes estuve en el Aula Magna de la FADU para ver con qué nos sorprendía el hijo prodigo del Paraguay. Más allá del carisma y el buen humor de siempre y de su discurso en pos de recuperar la Universidad como productora de conocimiento, nos presentó varias obras ya conocidas, y otras no tanto. Personalmente, siempre me sentí atraído por su arquitectura y por la resolución técnica de sus proyectos, pero mi mayor interrogante se centraba en si podría superar la barrera de la pequeña escala. Por eso esperaba ansioso sus nuevos proyectos. Y sí, llegaron, y lo mejor de todo es que contestó mi interrogante de manera afirmativa. Presentó dos proyectos que no conocía: uno para la sede del Partido Comunista paraguayo, un edificio difícil de describir, con alguna reminiscencia del constructivismo ruso, pero sumamente interesante y el otro, una torre sostenida por tres pilares y tres tensores que se encuentra en construcción. Espero conseguir imágenes en breve, y también espero ansioso la finalización de esa obra para terminar de confirmar que el gran Solano no tiene techo (como sus baños del SITRADE).
Se despidió envuelto en una extensísima y merecida ovación, algo que no recuerdo haber vivido en la facultad. Sin dudas, lo más rescatable, es lo motivador de su discurso y sus obras que hacen evidente que no existen razones para no hacer buena arquitectura en este rincón del planeta.
Un amigo me decía: "Sí, todo muy lindo pero es de cabotaje". Para algunos etimólogos, cabotaje deriva del explorador y navegante veneciano Sebastíán Caboto, que a principios del siglo XVI exploró la Cuenca del Plata desde lo que hoy es Buenos Aires hasta el Paraguay. La definición exacta es: "navegación que se realiza sin perder de vista la costa". Exacto, Solano Benítez es de cabotaje, eso es lo genial.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen texto! conciso y poetico.
Saludos

a veces se decir reves dijo...

hola!
dejaste hace ya buen rato un comentario en mi blog presumiendome jajaja que fuiste a ver a los Arctic Monkeys jejeje
te regreso el saludo
bye!

Guillermo Amador dijo...

Hace unos dias estuvo Solano Benítez en Caracas, dictando esa misma conferencia, y tuve la misma impresión que tu, no tiene techo (y gracias a el tengo nuevas razones para decirle a mis alumnos que no hay motivos para no hacer buena arquitectura, sea del tamaño que sea la encomienda).

FiscacaT dijo...

Lo conoci en persona hace unos 8 años en rosario .. muy buenas obras sitrade, unilever, 4 vigas

da gusto escucharlo hablar